domingo, 18 de septiembre de 2016

Preguntas (actividad inicial)

Crédito de la imagen
La vida de estudiante supone, en muchos casos, dar respuesta a innumerables preguntas: ¿Cuánto son 2 + 2? ¿Cómo se produce la fotosíntesis? ¿Cómo se llaman las provincias de la Comunidad Autónoma de Andalucía? Sin embargo, muchos autores señalan que el aprendizaje es de una mayor calidad cuando somos capaces de plantearnos preguntas, más que de contestarlas. 

Hacer preguntas está en la base de lo que se conoce como Pensamiento Critico y en el origen de los mayores inventos y avances de la humanidad. Es conocido cómo Newton desarrolló las leyes de la gravitación tras observar la caída de las manzanas maduras de los árboles de su jardín. Lo que para la mayoría de las personas no hubiera significado nada, al científico le hizo plantearse: ¿Por qué la manzana desciende siempre perpendicularmente respecto del suelo? 

Durante este curso, pretendemos que encontréis respuesta a muchas de vuestras preguntas sobre qué es el lenguaje, cómo se construyen los enunciados, qué sentido tiene clasificar los textos literarios, etc., pero, fundamentalmente, nos interesa que interroguéis al mundo y, a través de vuestras preguntas, que intentéis ir más allá de lo que suele aceptarse como verdadero, desarrollando ese espíritu crítico que debe ser la base de vuestro desarrollo como personas.

Por otro lado, preguntar es la mejor manera de conocer y relacionarnos con los demás. Así que también nos cuestionaremos sobre nosotros mismos y sobre los compañeros, con idea de crear un clima de confianza en el aula que nos permita embarcarnos (en buena compañía) en el descubrimiento de los aprendizajes que tenemos programados para este curso.

Os propongo que realicemos tres actividades sobre estos temas.


ACTIVIDAD 1: ESTAS PREGUNTAS LAS HAGO YO

Antes de elaborar nuestras preguntas, vamos a recordar (o, si no os acordáis, a investigar) lo que sabéis sobre una serie de aspectos lingüísticos de las preguntas.
  • ¿Cómo señala el español oral la presencia de una pregunta? ¿Cómo lo hace la lengua inglesa?
  • ¿Por qué el español escrito utiliza signos de interrogación antes y después de la pregunta?
  • ¿Qué diferencia hay entre las preguntas abiertas y las cerradas?
  • ¿Qué se entiende por preguntas directas o indirectas?
  • ¿A qué llamamos preguntas totales y preguntas parciales?
  • ¿Qué son las preguntas disyuntivas, deliberativas o retóricas?

Infografía de Mari Carmen Devesa


ACTIVIDAD 2: PREGUNTAS QUE OS GUSTARÍA HACER


Hay personas a las que nos gustaría conocer más, ya sea porque nos interesan por ellas mismas o por el rol que desempeñan en la sociedad. Os invito a que elaboréis, de manera individual, una pregunta para cada una de estas personas:

  • el Presidente del Gobierno / la Presidenta de la Junta de Andalucía
  • un terrorista
  • una investigadora sobre el cáncer
  • el director de nuestro instituto
  • una refugiada siria

Tened en cuenta que siempre funcionarán mejor las preguntas abiertas (que buscan explicaciones) que las cerradas (que sólo persiguen el dato escueto). Cuando hayáis elaborado las preguntas, comentadlas con el compañero, explicad por qué os interesa conocer esas respuestas y conoced también sus inquietudes. Posteriormente, en grupos de cuatro personas, poned en común vuestras preguntas y decidid aquellas que defenderéis como grupo. Uno de vosotros deberá actuar de portavoz y decirlas a la clase en la puesta en común final.

ACTIVIDAD 3: CINCO PREGUNTAS PARA TI

Seguro que conoces la aplicación Ask.fm, que tendrás una cuenta en ella y la habrás utilizado para conocer más de tus amigos o, incluso, de desconocidos. Sin embargo, a mucha gente no le gusta esta herramienta, pricipalmente por la baja calidad de las preguntas o porque se pretende, bajo el aspecto de un juego, conocer cuestiones muy personales e invadir nuestra intimidad. Para conocernos realmente no hace falta saber determinados detalles y buscarlos puede dejar de lado muchos aspectos de nuestra persona que nos definen más acertadamente.

Te propongo que pienses en cinco preguntas que te gustaría que te hiciéramos los demás para conocerte mejor. Deberían indagar sobre tu manera de ser, tus gustos y preferencias, tus ilusiones, todo aquello que te define más que el color de los ojos o el equipo de fútbol de tus amores. Elige un tipo de preguntas que no puedan contestarse escuetamente sino que, para contestarlas, necesites extenderte algo más de tiempo.

Haz una pequeña presentación con tus preguntas y enséñala en clase, para que podamos conocerte mejor. Y, si te apetece, contéstanos a alguna de las preguntas. Aquí tienes la mía, que puede servirte de modelo.

Actualización: Al día siguiente de la publicación de esta entrada leo la entrevista a Sugata Mitra que publica El País, de la que extraigo estas palabras: "La virtud que se valorará en pocos años será la de ser capaz de hacerse preguntas continuamente y tener la habilidad de contestarlas".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada